Llegó el otoño, las clases por la tarde, las extraescolares, los días de lluvia, oscurece antes… pero para nosotros comienza una nueva etapa con la vuelta al cole.

Magic Park es un lugar ideal para que los peques se desfoguen, que suelten toda la energía que lleven dentro y vuelvan a casa felices por haber pasado un rato genial.

Intentamos personalizar los cumples a cada cumpleañer@ porque cada niñ@ es diferente. Los hay temáticos, con talleres de lego o de robótica, con partido de fútbol, con talleres artísticos, con funciones de magia e incluso  disponemos de servicio a domicilio.

Y siempre con la mayor atención a los niños por parte de nuestros monitores, juegan con los peques, les pintan las caras y les entretenemos… Ésto, nos resulta fundamental para su cuidado.

Ahora que es muy común las fiestas conjuntas, para niños de la clase que cumplen el mismo mes o incluso en el mismo trimestre, ponemos todas las facilidades para su organización y además  disponemos de una sala  donde pueden traer picoteo y bebidas para los padres . A cada cumpleañero se le canta y podrá soplar las velas sobre una tarta de verdad (hay sitios donde ponen tartas de mentira, algo que todavía no puedo entender).

Y por supuesto tenemos en cuenta las intolerancias y alergias alimenticias de cualquier niño, invitado o anfitrión, disponiendo de un menú similar al de los demás libre de lo que tenga alergia. (gracias a Foody, tienda especializada en productos sin alérgenos).

Así que para nosotros la vuelta al cole, significa la vuelta del barullo de la alegría a nuestro centro, a las sonrisas de satisfacción de nuestros niños, y a tratar de seguir dando el 100% en este nuevo curso.

Magic Park, la ilusión de crecer jugando.